EEl arquitecto y empresario Juan Antonio Gómez se encuentra inmerso en un proceso de rehabilitación de la finca de Can Puig, en El Papiol, un conjunto de casas la más antigua de las cuales data del 1600.

Se trata de un ambicioso proyecto que incluye un cuidadísimo huerto ecológico, un rebaño de cabras y, en un futuro, un restaurante en el que sólo servirán sus propios productos. El conjunto se completará con tres apartamentos turísticos, además de una vivienda a la que se trasladará Gómez con su familia.

Estas edificaciones están justo fuera del límite del parque, y los campos, dentro del espacio protegido. “Estamos reconstruyendo las antiguas terrazas y plantando variedades autóctonas de Collserola como el tomate del Mandó y el brócoli de Santa Teresa, además de las hortalizas de temporada, que suministramos a restaurantes”, apunta Gómez. El reto es que Can Puig sea autosuficiente.

 

La misión del rebaño de Cabras de Can Puig

Can Puig ha puesto en práctica un proyecto bendecido por el parque natural en cuanto contribuye a mantener los ecosistemas. Su rebaño de cabras (de la raza Blanca de Rasquera), además de limpiar el sotobosque y por tanto poner su grano de arena en la prevención de incendios, también abona sus cultivos. “Cuando un campo se ha acabado de cosechar, entran las cabras, lo limpian y lo fertilizan con sus excrementos”, detalla Juan Antonio Gómez.

La carne de los cabritos, de certificación ecológica, se sirve en establecimientos del área de Barcelona y en también llega a las mesas de su restaurante El Café de la Casa de les Lletres, que se especializa en productos de Can Puig. Ensaladas, verduras, huevos y la carne de los cabritos que crecen en la sierra de Collserola.

CatalanSpanish